El primer amante robótico

amante robotico masculino

La tecnología moderna es increíble.

Tenemos coches sin conductor. Puedes desbloquear tu iPhone con tu cara. UberEats existe…

Y ahora, alguien ha inventado un robot de sexo masculino con un pene biónico para el uso que estás pensando.

Y no es sólo la típica muñeca hinchable en versión hombre-robot.

Creados por la compañía Realbotix , con sede en California , estos compañeros de silicio son robots genuinos, que vienen completos con Harmony AI, un sistema de inteligencia artificial.

Estos juguetes pueden aprender y almacenar información sobre los deseos de los clientes, lo que resulta en una experiencia íntima entre humanos y bots. Los usuarios incluso pueden elegir cómo les gustaría que su robot tenga que hablar y actuar. Un «hombre» con empatía y versado en las artes amatorias.

¿Preocupada por una batería descargada y un gatillazo metafórico? No desesperes. Estas muñecos se pueden enchufar en la pared para no tener que parar de «jugar» con ellos en los momentos clave.

Ahora, sobre la genitalia biónica. Supuestamente, el tamaño del pene artificial de cada autómata variará, cubriendo todo el espectro de formas y tamaños potenciales.

Por el momento, sólo hay versiones femeninas de avatares y cabezas robóticas de Harmony en el mercado, y te costarán unos 12000 euros. Si hay suficiente interés, las versiones de este otro tipo podrían llegar al mercado este año.

En declaraciones al Daily Star Online , el investigador de inteligencia artificial líder en el mundo, el Dr. David Levy, dijo que si Realbotix tiene éxito en su misión de llevar los cyborgs eróticos al mainstream, podrían ser más populares que el humilde consolador.

«Estoy seguro de que las mujeres encontrarán robots tan atractivos como los hombres» , dijo.

«Si las mujeres están interesadas en obtener satisfacción con un vibrador, imagínese cómo las mismas mujeres se sentirán al tener un robot que puede rodear con sus brazos y hacer que el robot las apriete».

Y si no nos crees, échale un vistazo en detalle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*